domingo, 23 de marzo de 2014

Onesimo Padrón Lara


N. 31 de octubre de 1950

A fines de la década de los 20´s llega al municipio de Antiguo Morelos una familia oriunda del estado de San Luis Potosí; Julián, Ángel, Juan y Sergio Padrón Ventura, quienes con la ilusión de mejores oportunidades, llegan a este municipio tamaulipeco y les toca la suerte de ser fundadores del ejido El Sauz. De esta familia desciende nuestro biografiado, quien tuvo la dicha de que fuera su padre el señor Ángel Padrón.
Onésimo Padrón creció rodeado de músicos de vara, como dicen en nuestro pueblo, oyendo canciones según comenta, como “indita mía” y “prieta linda” tocadas por sus hermanos, primos y tíos quienes se dedicaban a la música. Tuvo varios hermanos: Fortunato, quien tocaba la quinta huapanguera en el trio “tamaulipecos de Mante”; Eladio, músico de jarana de forma amateur; Honorio, quien tocaba “minuetes” en los velorios; Isidro, quien toca el violín, de ahí siguen: Altagracia, quien murió joven, Concepción, Engracia, Eustolia, Alfredo y Onésimo.
Como dato, un primo de Onésimo toco en el conjunto típico tamaulipeco, su nombre Serapio Padrón Reyes, hijo de su tío Juan Padrón Ventura.
Onésimo contrajo nupcias en un primer matrimonio y procreo a Briseida Padrón Rodríguez. Posteriormente el 15 de agosto de 1999 se casó con la señorita Nancy Martínez Rodríguez con quien procreó a Cristian Alejandro, Rosa María, Evelin Padrón Martínez.
Cuenta que aprendió los acordes de la guitarra quinta solo y oyendo a sus hermanos mayores. En 1983 formó junto a su hermano Isidro (Violín) y su primo Amador Padrón (jaranero hermano de Serapio el del típico tamaulipeco) el trio Hermanos Padrón, quienes con su estilo diferente deleitaron a mucha gente en esta región tamaulipeca.
A la muerte de su primo Amador entra al trio don Pedro Hernández - Q.E.P.D-  oriundo del Naranjo, S.L.P.
Relata Onésimo que dentro de la música se viven muchas alegrías y también se batalla y se sufre. Con sus hermanos recorría las calles de Cd. Valles, El Naranjo, Mante y Antiguo Morelos de cantina en cantina, para poder darle el pan de cada día a su familia.
En el trienio del profesor Javier Molina Barrera el ayuntamiento le obsequio a cada uno de los integrantes del trio una bonita cuera tamaulipeca y no había festival en el municipio a donde no los llevaran a tocar.
Otro de los momentos que marcaron su vida dentro  de la música, fue cuando fueron invitados a participar a un encuentro de huapangos en Xilitla, S.L.P.  Los hermanos Padrón nunca grabaron un disco de forma profesional; hay tres producciones grabadas de forma amateur, una de ellas fue precisamente en Xilitla y dos más en bares de Antiguo Morelos.
Hoy el futuro de los hermanos Padrón es incierto, don Pedro Hernández falleció, Onésimo fue amputado de una pierna, solo Isidro se mantiene activo tocando en bares de Cd. Mante.

Para finalizar la entrevista me comentó Onésimo que le gustaría que el gobernador y las autoridades del ITCA le donaran una prótesis, para de esa manera seguir trabajando en lo que más le gusta, la música de huapango.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada